En el año 2009 realicé una serie de entrevistas a mujeres chinas de mi barrio del Eixample de Barcelona. Entrevisté a 35 mujeres. y publiqué el reportaje en le Magazine Dominical de la Vanguardia. Con algunas de ellas establecí lazos profundos de empatía y de cariño, durante las largas conversaciones y las sesiones fotográficas. Hacía un constante esfuerzo por superar la barrera del idioma, con la ayuda de Shang Mei Wang, que ejercía de traductora.

Dice Sang Mei que la vida es dulce, ácida, amarga y picante. Y que una persona optimista es la que ve
muy lejos.

  • Share:
error: Content is protected !!