Tuve la oportunidad de entrevistar y fotografiar en Londres a mujeres sacerdotisas anglicanas. Vivir su cotidianidad y asistir a aquellas celebraciones que la Iglesia Católica sólo delega a los varones. Empecé a reflexionar sobre los sentimientos de aquellas mujeres y sobre los míos propios. Sobre la religión Anglicana que permitía la ordenación de mujeres, y sobre la Católica, que, aún ahora, con el Papa Francisco, les cierra las puertas.
  • Share:
error: Content is protected !!